Widget Image

RETAIL DESIGN &
Visual Merchandising

Roma s/n, nave 4
Pol. Ind. Cova Solera
08191 RUBI
Barcelona

T  +(34) 93 588 44 02
F  +(34) 93 588 44 03

[email protected]

LUN – VIE : 08:00  –  15:00

© 2019. INCO RUBI S.A.
Todos los derechos reservados.

Política de privacidad. Política de cookies.

RETAIL DESIGN & Visual merchandising

+34 93 588 44 02

Title Image

El Internet de los Sentidos y el sector retail

El Internet de los Sentidos y el sector retail

La próxima década será decisiva para la implantación total en el mercado del Internet de los Sentidos, es decir, de la tecnología preparada para responder a nuestros pensamientos.

Si hablamos del Internet de los Sentidos, ¿estamos analizando el presente o el futuro? Sin duda, es el hoy, la actualidad que proveerá al mañana. Aunque para muchos esto suene a ciencia ficción, el cambio y la evolución tecnológica experimentados en la última década está abriendo campos que, precisamente, ni imaginábamos hace una década. Por tanto, la respuesta está clara: queda cada vez menos para que sea nuestro cerebro, y no los aparatos que nos rodean, el que controle nuestro entorno. 

Es decir: la próxima revolución tecnológica será la computación cognitiva, o lo que es lo mismo, que nuestro cerebro, gracias a la realidad virtual y la realidad aumentada, el aumento de la velocidad de las redes y las conexiones y el uso de wearables muy avanzados, intercambie de forma directa sensaciones y percepciones de forma conectada. Y este concepto, en definitiva, va a suponer un antes y un después en el sector retail. 

 

¿Qué es el Internet de los Sentidos?

Ya sabemos que el Internet de los Sentidos cambiará nuestra vida con total seguridad. Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente?

A través de la inteligencia artificial, el desarrollo de tecnologías concretas como la realidad virtual y aumentada, o la automatización o el 5G, Internet será capaz de enviarnos información, y enviarla nosotros a Internet, con los cinco sentidos: vista, olfato, tacto, gusto y oído. Lo que vienen anunciando los expertos es que, para 2030, todos seamos capaces de tener experiencias inmersivas en las que pondremos en práctica todos nuestros sentidos.

 

 

 

Del Internet de las Cosas al Internet de los Sentidos

Con el 4G más que establecido gracias a la popularización de los smartphones y wearables en nuestra vida diaria, el primer gran paso será el de la total inserción de la realidad aumentada, tal y como explicamos recientemente en CAAD. Hablamos de herramientas que nos permiten controlar nuestro entorno de sonido y experimentar el olor, el sabor, las texturas y la temperatura digitalmente. Con el auge del entretenimiento inmersivo, el comercio online y la problemática del cambio climático, el consumo en el futuro va a ser otro, muy distinto, del actual. 

 

En la próxima década, el sonido y la visión digital se complementarán con el olfato, el gusto o el tacto generando experiencias multisensoriales en el comercio tanto físico como online.

 

El siguiente eslabón evolutivo tras el internet de las cosas explora las fronteras sensoriales de la red, buscando fusionar el mundo digital y real hasta hacerlos (casi) indistinguibles. En suma, mediante la computación cognitiva, se unirá lo humano, lo físico y lo digital para intentar imitar el comportamiento del cerebro humano a través de sistemas de aprendizaje automáticos y el procesamiento del lenguaje natural. No es el producto, es la experiencia. 

Además, el Internet de los Sentidos es el nuevo paradigma que afectará a todos los elementos de la industria del retail, sustituyendo fundamentalmente al Marketing Sensorial. Ese proceso de ganar la atención y la confianza del cliente apelando a sus cinco sentidos, de usar los sentidos para generar emociones en el consumidor que inviten al comercio y la compra, ya nunca será igual.

 

 

 

El futuro del Internet de los Sentidos

Un estudio elaborado por Ericsson Consumer Lab viene a revelar precisamente esto:  tecnologías como Inteligencia Artificial y la Realidad Virtual, potenciadas por el desarrollo de 5G y las futuras generaciones de telefonía móvil, permitirán una interconexión digital de objetos, personas e incluso animales. Lo que fue un sueño tecnológico propio de la ficción ya es hoy, con más de 1 billón de dispositivos conectados a nivel global, una realidad. 

De acuerdo a la encuesta que la multinacional de ingeniería hizo a 12.590 consumidores de entre 15 y 69 años, todo indica que tendremos acceso a una variedad de servicios conectados que interactúan con el sentido de la vista, el sonido, el gusto, el olfato y el tacto. Traducido: la interfaz del usuario será el cerebro humano para que los dispositivos respondan a nuestros pensamientos.

 

Podremos cumplir otro sueño: que un dispositivo responda a nuestros pensamientos sin la necesidad de presionar un botón. 

 

Este estudio recoge las tendencias de consumo a 10 años vista y las resume en que el Internet de los Sentidos facilitará “un mundo en el que todos los sentidos humanos estén digitalizados”. Se integrarán el gusto, olfato y tacto en las redes online para 2030, aparecerán dispositivos bucales que permitan dotar del sabor que se quiera a cualquier alimento ingerido, habrá recuerdos gustativos y sabores a compartir con familiares y amigos digitalmente, etc. 

Pero los pronósticos no se quedan ahí. Una de las claves, y que afecta decididamente al sector retail, es la mejora de experiencias táctiles. Más allá de vibración de los mandos o el equipamiento de videojuegos, se cree que los smartphones serán capaces de reproducir formas y texturas, o la emulación de aromas en una película.

En resumidas cuentas, el interfaz para la navegación se situaría en el cerebro humano, de forma que las rutas sean virtuales y el pensamiento guíe la navegación. ¿El final de los teclados, los ratones y las pantallas? No es ilógico imaginarlo. 

Por otro lado, también habrá que tener muy cuenta aspectos negativos como la seguridad de los datos y la filtración de información a personas no deseadas. 

 

 

 

Jugando con los elementos sensoriales

Con el Internet de los Sentidos, los cinco sentidos jugarán un papel clave en la creación de asociaciones emocionales. 

  • La vista: Será el que más usemos. En este caso el comercio minorista deberá estar muy pendiente, ya que de nuevo, al igual que con la pandemia, cambiarán los hábitos y las formas de consumo. El consumidor elegirá lo que va a comprar mediante un dispositivo interconectado, de ahí que el diseño, la decoración y el merchandising, serán fundamentales en el punto de venta.  
  • El olfato: Los aromas son decisivos en nuestras emociones. A través del olor podremos conectar con nuestros recuerdos, evocar sentimientos y orientar nuestra atención. 
  • El oído: El sonido, el ritmo y el volumen son muy influyentes en el flujo de circulación de clientes y en las ventas.
  • El tacto: La temperatura o las sensaciones táctiles son la parte más “humana” de la experiencia práctica entre los consumidores y los puntos de venta. 
  • El gusto: Con el Internet de los Sentidos, las degustaciones alcanzarán otro nivel. 

 

 

Tendencias del Internet de los Sentidos

Los consumidores encuestados por Ericsson, como principal conclusión, predicen que las experiencias basadas en pantalla competirán cada vez más con las multisensoriales, y éstas serán prácticamente inseparables de la realidad.

Dentro de las tendencias futuras del Internet de los Sentidos, aplicadas al sector retail, encontramos: 

  • El cerebro como interfaz de usuario: Los consumidores creen que podremos ver rutas de mapas con gafas de realidad virtual tan solo con pensar en un destino.
  • Imitar la voz de forma realista con algún gadget.
  • Manipular sabores, o mejorar digitalmente el sabor de lo que comemos.
  • Visitas y aromas digitales: 6 de cada 10 consumidores esperan poder visitar digitalmente los centros comerciales, así como experimentar todos los olores naturales y sonidos de esos lugares.
  • Tacto total: Los teléfonos inteligentes y sus pantallas transmitirán la forma y textura de los iconos y botones digitales que están presionando.
  • Realidad fusionada: Los mundos de los juegos de realidad virtual serán indistinguibles de la realidad física.
  • Verificación de noticias: será el principio del fin de las fake news.
  • Sostenibilidad conectada: Se espera que la sociedad sea más sostenible desde el punto de vista ambiental gracias al Internet de los servicios basados en los sentidos.
  • Compras sensoriales: Casi la mitad de los encuestados anticipan centros comerciales digitales que les permiten usar los cinco sentidos al comprar.

 

 

 

Síguenos en Twitter y Linkedin, suscríbete a nuestra newsletter y así podrás mantenerte al día con las tendencias y temas relacionados con retail.

 

Escribir comentario