Widget Image

RETAIL DESIGN &
Visual Merchandising

Roma s/n, nave 4
Pol. Ind. Cova Solera
08191 RUBI
Barcelona

T  +(34) 93 588 44 02
F  +(34) 93 588 44 03

caad@caad-design.com

LUN – VIE : 08:00  –  15:00

© 2019. INCO RUBI S.A.
Todos los derechos reservados.

Política de privacidad. Política de cookies.

RETAIL DESIGN & Visual merchandising

+34 93 588 44 02

SIGUENOS

Title Image

noviembre 2012

Encontramos un estudio muy interesante llevado a cabo por CBRE la Consultora Inmobiliaria Internacional que opera en Europa, Oriente Medio y África (EMEA), acerca de las actitudes y los planes de expansión actuales de los retailers líderes de toda la región.

Como la encuesta se había llevado a cabo con la crisis de la eurozona de fondo en el escenario, no sorprende ver la cautela con la que los retailers hablaban de expansión, con la esperanza de la vuelta de la estabilidad a los mercados financieros antes de comprometerse con nuevas tiendas. Sin embargo, esto no ha hecho que dejaran de buscar nuevas oportunidades en 2012, ¡ni mucho menos!

Hace unos días hablábamos sobre la importancia de seguir (si no marcar) las tendencias en retail para poder continuar ‘batallando’ en primera línea, ya que el retail es un mundo en cambio constante donde, los que no saben adaptarse, se quedan en el camino.

Se trata de un sector donde todo ha sido estudiado, medido y analizado al detalle. Un lugar donde la improvisación y el azar conviven en un espacio minúsculo, y casi siempre del lado del cliente, quien ejecuta la toma de decisiones.La percepción de una persona es muy variable. Una parte se puede influenciar con técnicas de persuasión (marketing), pero la otra viene determinada por las experiencias, conocimientos y sensaciones que ese cliente pueda haber desarrollado previamente.

Es un hecho que cuando los padres salen a comprar acompañados, son los hijos quienes marcan el ritmo de la velada, por eso, si ellos están contentos, tus clientes potenciales también lo estarán.

Eso mismo debieron pensar los miembros de Imaginarium cuando decidieron reformular sus locales comerciales. Pasaron de ser ‘simples tiendas de juguetes’ a ser Imaginarium: Espacios comunes entre padres e hijos. De forma que, en lugar de contentarse con ser un espacio de venta y exposición de objetos infantiles, quisieron ir más allá de lo material.