La identidad única de tu tienda para mejorar tus ventas

Los colores y el ambiente de una tienda influyen en un 85% en la decisión total de compra de los consumidores, ya que son parte esencial de la experiencia del consumidor. Si quieres clientes felices, que compren y vuelvan otra vez, necesitarás de los colores perfectos para darle el mejor ambiente a tu tienda.

 

¿Te ha pasado que mientras vas caminando ves una tienda por fuera y sus colores te llaman para entrar? Esto sucede ya que, dependiendo la temática de la tienda y sus colores, nuestro cerebro y nuestros sentidos se encuentran atraídos, por lo que sentimos una sensación de confort y decidimos hacer una compra en la tienda sintiendo ahora satisfacción, y gracias a la experiencia satisfactoria decidimos regresar a la tienda, ya que la experiencia es tan gratificante para nuestros sentidos.


En una tienda o negocio es importante siempre mantener su identidad individual, es decir, un olor único o que lo identifique, colores llamativos, muebles que le den un buen ambiente a la tienda, ya que de estos factores depende si el usuario efectuará una compra en la tienda o no, y sobre todo de esta manera será más fácil para los consumidores recordar y reconocer a la marca, para volver más veces a la tienda y comprar.

Cuando se decora una tienda es necesario pensar que los consumidores son en su mayoría sensoriales, es decir, basan principalmente su experiencia en aquello que perciben sus sentidos, últimamente el olor en las tiendas se ha hecho una moda, ya que desde afuera llama a la gente para entrar, pero es importante que adentro mantenga las expectativas altas, de lo contrario la experiencia no será positiva y el buen humor que podría haber provocado el buen olor se esfumará.


Un buen ejemplo de tiendas con identificación única sería Hollister, una tienda con ropa de estilo casual, que mezcla sus olores y sus muebles para hacer sentir a los consumidores una atmosfera de playa y vacaciones, sobre todo, el target son en su mayoría mujeres, ya que los modelos que se encuentran al inicio de la tienda llaman la atención de las chicas de 13-18 años de edad a entrar a la tienda por curiosidad. La experiencia es tan gratificante que la marca se ha convertido en Estados Unidos una marca de “life-style” o estilo de vida.

Ahora ya sabes lo que la mezcla de olores puede hacer por tu tienda, pero te has preguntado ¿cómo sé que colores poner en mi tienda para llamar la atención de mi público objetivo? Antes que nada, es importante pensar en los colores que queden con la temática y el ambiente de tu tienda, pensar en los gustos de tus consumidores antes que, en los tuyos, ya que podría ser que a ti te guste una tonalidad de azul, pero tu tienda en realidad necesita tonos más coloridos y llamativos como un amarillo.

Los colores generan emociones y juegan un rol que debes tener en cuenta por su impacto en las personas, ya que como bien se ha mencionado previamente, los seres humanos estamos “cableados” neuronalmente en relación a los colores. Según el psicólogo y experto en identidad de marca Jill Morton los colores se asocian de manera inconsciente en nuestra cabeza, vinculándolos así con varios ambientes, de ahí se generan las repercusiones en nuestros sentidos.

Para saber que colores van mejor con tu tienda es necesario saber el significado de los colores y cómo lo recibe nuestro cerebro y con qué sentimientos y emociones los asocia ya que depende mucho de los sentidos la respuesta.


 

Ahora con esta lista de colores básicos de la psicología podrás conocer un poco más como se perciben dichos colores en la mente del consumidor.

Una vez sabiendo el color que es mejor para tu tienda, es necesario saber jugar un poco para poder llegar al toque indicado que debe tener siguiendo los siguientes pasos:

 

1. Storytelling a través del color

Para ir más allá de los sentidos es necesario contar una historia con los colores, es decir, que los colores definan el concepto de tienda que persigues.

2. Reconforta a tus clientes

Haz que tus clientes se sientan como en casa. Recuerda que los colores cálidos en la gama de los naranjas y cafés son invitadores y animan a los compradores, así como los colores fríos, como el verde y el azul, producen un efecto de calma, según la consultora Georganne Bender.

3. Resalta tus productos

En una tienda, lo que se busca es hacer que los productos sean los que sobresalen y no lo que está alrededor, es decir, en este caso se debe de tener en cuenta que todo dentro de la tienda tiene que contrastar.

4. Construye la identidad de tu marca

Los colores incrementan el reconocimiento de marcas en un 80%, según múltiples estudios. Encontrar la forma de incorporar los colores de tu logotipo en el interior de la tienda ayudará a tus clientes a asociar la experiencia con la imagen corporativa, un claro ejemplo de esto sería Tiffany & Co, una tienda cuya tonalidad de azul verdoso es ya una patente que identifica a la marca y sus tiendas.

16102017_IdentidadTienda_CAAD_imagen3

Definitivamente el uso y elección de los colores son un detalle de suma importancia para la construcción de una tienda o una marca, ya que de cierta manera estamos influenciando a las personas a la experiencia de compra por medio de aspectos inconscientes. Es importante recordar que todo dentro de la tienda cuenta, además de una buena elección de colores, también los muebles, el olor y la atención al cliente dan un plus en la experiencia.

¿Has tenido alguna experiencia gratificante en alguna tienda por su interior? Déjanos tu comentario.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*